Daigo Umehara: La Bestia relata su legado EN EXCLUSIVA

Daigo Umehara: La Bestia relata su legado EN EXCLUSIVA

El jugador más icónico en la historia de Street Fighter nos cuenta cómo ha desarrollado un historial de triunfos y la manera en que, a sus 39 años, se mantiene en lo más alto del competitivo.

Cada deporte tiene sus íconos. Atletas cuya historia de triunfos los han convertido no sólo en referentes para sus pares, sino que además ponen la disciplina en los ojos del mundo. Se puede discutir con hechos y opiniones si son los mejores de la historia, pero no su valía al momento de construir una escena competitiva y ponerla ante los ojos del mundo.

Daigo Umehara tiene 39 años. En Evolution 2004, mucho antes de que los streams y los esports fueran moneda común, construyó uno de los hitos más virales y reconocidos tanto de los juego de pelea como del deporte electrónico. Al borde de la eliminación en el torneo de Street Fighter III: Third Strike, con un sólo pixel de vida, su Ken enfrentó el ataque especial por parte de la Chun Li del estadounidense Justin Wong.

El parry que siguió a continuación es historia de Street Fighter, la FGC y los deportes electrónicos. Al punto de ser bautizado como el Momento Evo 37.

“Estaba tan enfocado que no escuché los gritos de la gente a mi alrededor. Ni siquiera me di cuenta de qué tan emocionada estaba la gente hasta que vi el video después”, nos platicó el legendario jugador japonés en entrevista exclusiva acerca de dicho episodio. “De hecho no supe lo famoso que fue dicho match hasta varios años después. En lo personal sólo estaba exhibiendo los resultados de mi entrenamiento cotidiano, por lo que no pensé que fuera algo especial”.

La voluntad de seguir ganando

La vigencia de Daigo Umehara en la escena de Street Fighter mundial, especialmente en lo que a competición de alto nivel se refiere, es innegable. Ya desde 1998 enfrentó a Alex Valle, campeón estadounidense y promotor permanente de la FGC, en un duelo para definir al mejor jugador del mundo en Street Fighter Alpha 3. En 2009 y 2010 se coronó campeón en Evolution de Street Fighter IV. 

Desde sus comienzos a mediados de los 90 ha tenido rivalidades con jugadores de altísimo calibre como Valle, Shinya "Nuki" Onuki, Hajime “Tokido” Taniguchi, Justin Wong, entre otros. Por diversas razones varios de ellos han dejado la escena o han abandonado la competencia de alto nivel, mientras que él se mantiene presente.

“He vivido como un competidor durante mucho tiempo, por lo que he visto a gente ir y venir. Cada uno de mis rivales me ha brindado gratas memorias y ha tenido una presencia especial en mi vida durante su tiempo”, nos contó acerca de las personalidades con las cuales ha compartido piques y tiempo en la arena de combate.

Los esports en general, sin embargo, son vistos como un universo donde sus protagonistas tienen retiros tempranos. Tomemos como ejemplo el de Jian "Uzi" Zi-Hao, uno de los estelares en League of Legends quien se vio obligado a retirarse por problemas de salud con sólo 23 años. Le preguntamos a Umehara acerca de cómo mantiene el ritmo para seguir compitiendo en un ámbito como el suyo.

“Encuentro motivación en mi crecimiento día con día, volverme más fuerte de lo que fui ayer, al tiempo que la alegría que me da ese crecimiento me mueve. No importa quién seas, la gente se cansa de las cosas sin importar qué tanto les gustan”, cuenta el gamer japonés que se ha ganado el apodo de “La Bestia”. “Si algo te cansa no lo puedes disfrutar. Si no lo disfrutas no puedes entrenar. Es entonces cuando no puedes ser un profesional. Hago un esfuerzo para no agotarme y de tener maneras creativas para mantener las cosas frescas y divertidas”.

El fruto del trabajo diario

Daigo asegura que los diversos torneos en los que participa se convierten en oportunidades para darle un uso práctico al entrenamiento diario. La temporada de Capcom Pro Tour es larga, por lo que a lo largo de la misma diversos cambios se imponen a los jugadores a través de las diversas actualizaciones del juego. Sin embargo, el jugador maneja un enfoque claro acerca de lo que los diversos compromisos competitivos representan.

“No hago de mi meta el vencer a un jugador en particular, sino mi crecimiento personal. Por ello juego con lo mejor de mis habilidades en el momento y soy capaz de lo que necesito hacer para el futuro. Claro que otros factores además de mi mera habilidad en un torneo, como mi estado físico luego de un largo viaje o la atmósfera del lugar”, nos relata el legendario jugador. “Pero incluso en la derrota un torneo es una buena oportunidad para determinar qué necesitas para tu posterior entrenamiento cotidiano”.

A diferencia de otros jugadores, Umehara admite una postura más tradicional respecto a la adaptación respecto a los cambios que tiene el juego como resultado de una actualización. Prefiere descubrir las posibilidades a través del ensayo y el error, por lo que considera este proceso mucho más lento a comparación de sus colegas.

“Actualmente se ha vuelto fácil recopilar información en internet. Todo mundo se adapta con rapidez, pero no estoy diseñado para consumir y procesar la información de esa manera. Soy ineficiente en cierto sentido. Pero al final mi método es adecuado para mí y creo que me permite construir cimientos más fuertes a comparación de los demás”, admite el gamer nipón.

Un raro avistamiento

Diversos críticos y detractores han señalado que Daigo está lejos del nivel que lo volvió icónico e incluso han asegurado que está sobrevalorado. Sin embargo, apenas el 26 de julio, el jugador nipón se coronó en el clasificatorio de East Asia para la Capcom Cup. El torneo lo puso por encima de jugadores en buena forma como Tokido o Keita “Fuudo” Ai. Para un jugador que incluso ahora sigue cosechando triunfos clave, le es difícil definir cuál fue el momento más feliz de su carrera.

“Es una elección dura. Pero yo te diría que es mi victoria en Evo 2009, pues me dio la oportunidad de volverme profesional. También elijo mi match de Evo 2004 contra Justin ya que me hizo conocido alrededor del mundo”, nos platica el entrevistado.

“Siempre busco ganar, pero más que eso creo que mi trabajo es ser fiel a mí mismo y crear matches que cautiven a la audiencia”, nos contó Umehara acerca de cómo maneja su actual estatus de celebridad. “Sin los fans los gamers profesionales dejarían de existir y la comunidad dedicada a los juegos de pelea no podría crecer. Soy el único que puede jugar como yo y creo que es algo que debo hacer por el bien de la FGC”.

En los últimos años diversos jugadores de América Latina han ido ganando terreno y brindando actuaciones sobresalientes en más de un torneo. El dominicano Saúl “MenaRD” Mena se coronó campeón de Capcom Cup en 2017 eliminado a Umehara en el camino, además de que su compatriota Cristopher "Caba" Rodríguez también ha alcanzado rondas finales. Incluso el boricua Eduardo “PR Balrog” Pérez Frangie logró ser parte recientemente del equipo conformado por Daigo: Beast.

Al respecto, cerramos la entrevista con el legendario jugador preguntándole su opinión acerca de los jugadores que han surgido de la región.

“Antes de ellos, los jugadores más fuertes provenían de Japón. Después les siguieron los provenientes de otros países asiáticos, Estados Unidos y Europa. Estaba realmente sorprendido cuando esos jugadores emergieron. ‘Wow. ¡Mira a esos jugadores tan fuertes de Latinoamérica!”, concluyó Umehara en la conversación.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias